La época musulmana en Montefrío


De esta amplia época, lo más conocido y estudiado se refiere a los episodios acaecidos durante la Reconquista cristiana del reino de Granada.

Montefrío formaba parte de la frontera noroeste del primitivo reino de Granada. Era por ello zona de continuas luchas y acoso de parte de los cristianos que estaban asentados en terrenos de Alcalá la Real. La villa de Montefrío estaba protegida por el castillo del que hoy sólo quedan restos de murallas.

La situación del castillo era inmejorable y constituía un bastión defensivo muy difícil de atacar. Esta inexpugnable fortaleza era clave para el reino de Granada. Además una extraordinaria red de torres vigías permitían la comunicación entre Montefrío y las poblaciones circundantes como Íllora y Moclín. Además, la extraordinaria colocación estratégica de estas torres se podía controlar todos los caminos que pudieran comunicar la Vega de Granada con la zona cristiana


localidad de Montefrío
localidad de Montefrío

La conquista de Montefrío por parte de los cristianos se intentó en varias ocasiones desde que Alfonso XI conquistara Alcalá la Real en 1342. Sin embargo, no fue hasta 1483 cuando se inició la campaña definitiva del asalto a Montefrío y al resto del reino de Granada. Dicha operación fue ordenada por los Reyes Católicos y concluyó con la conquista de la villa el 25 de julio de 1486. La toma de Montefrío, según Henríquez de la Jorquera, la decidieron los Reyes Católicos tras conquistar Moclín con facilidad. Esta victoria animó a los Reyes a no dejar ningún punto sin conquistar en su camino a Granada.

El Epistolario de Pedro Mártir de Anglería cuenta cómo la ocupación de Montefrío se produjo sin violencia. La villa de Montefrío se rindió a cambio de la entrega de armas al ejército cristiano y de dar seguro a los habitantes de Montefrío. El rey Fernando entró en el castillo y liberó a los cristianos cautivos. Otras fuentes coinciden en sus relatos, cuentan cómo el rey Fernando, el Gran Capitán, don Gonzalo Fernández de Córdoba, el Duque de Medina-Sidonia, el Marqués de Cádiz y el caballero inglés de la Escala, sitiaron Montefrío el 18 DE Julio de 1483 y en vista del asedio, se produjo la rendición musulmana.

Tras la conquista de Montefrío, Moclín, Colomera, e Íllora, el camino hacia Granada quedaba limpio de cualquier impedimento. La caída del reino de Granada estaba sentenciada.


localidad de Montefrío
localidad de Montefrío

El Rey de Montefrio y los Abencerrajes

Los abencerrajes constituían una tribu muy fuerte dentro del reino de Granada. Su posición fue muchas veces rebelde ante las decisiones de los monarcas y gracias a su poderío mostraron su disconformidad aliándose y prestando ayuda militar incluso a los cristianos.

Gobernando Granada Aben Osmyn al-Anaf (el cojo) con el nombre de Muhammad X (1445-1453) (que habia arrebatado el trono a su tio Muhammad IX «el Zurdo»), los abencerrajes estaban descontentos por la forma tiránica de gobernar de este monarca. Poniendose de acuerdo con Juan II de Castilla, cruzaron la frontera de Montefrío hacia alcalá la Real con el príncipe Ismâ’îl, Aben Hismael, primo hermano de Muhammad.

En el lugar conocido por las Angosturas, los caballeros cristianos junto con los detractores de su primo lo proclamaron rey de Granada como Aben Ismael III, decimo octavo Rey de la dinastía de los Nazaritas, manteniendo su Corte en la fortaleza de Montefrío por espacio de siete años. Ismâ’îl era considerado por su primo como un rival insignificante, algo fuera de toda realidad, puesto que mientras Muhammad luchaba en la frontera de Levante, Ismâ’îl preparaba el asalto a Granada con el apoyo de los cristianos desde su pequeño reino de Montefrío.

En 1453 salió de Montefrío el ejército de los abencerrajes que con la ayuda de Juan II llegó pronto a las murallas de Granada. Muhammad se atrincheró en la Alhambra y tendió una amboscada a los abencerrajes. Dice la leyenda que los citó para entregarles la corona y en la estancia que hoy es conocida por «Sala de Los Abencerrajes» todos fueron degollados, aprovechando la ocasión para huir a la Alpujarra. Así, Ismâ’îl se presentó en Granada con la aclamación de su pueblo y proclamdo rey con el nombre de Yûsuf V.

Tuvo un reinado próspero y feliz hasta su muerte en 1465. Le sucedió en el trono su hijo Muley-Hacen (Boabdil), y a este, su hijo el desdichado Boabdil el chico.